En el marco del Día Internacional del Reciclaje, es esencial reflexionar sobre la verdadera dimensión de este concepto que va mucho más allá de nuestras clásicas nociones de separar plásticos, latas y papel. Si bien estas prácticas son fundamentales, el alcance del reciclaje abarca un terreno mucho más amplio, especialmente cuando nos adentramos en la valorización de los desechos alimentarios.

En este contexto, es crucial comenzar a hablar de ‘valorización’, un término que captura a la perfección la esencia misma del reciclaje moderno. La valorización implica extraer valor de lo que antes considerábamos un simple residuo o desecho. Aquí es donde organizaciones como ReFood juegan un papel crucial.

En este contexto, empresas co